ACENTUACIÓN PROSÓDICA

25-11-2014

 

El aprendizaje de las reglas básicas de “acentuación ortográfica” en español, agudas, llanas, esdrújulas y sobresdrújulas, no es especialmente complicado. Las normas de acentuación de los “hiatos” y “acentuación diacrítica” (se/sé//mi/mí//si/sí//el-él/…pronombres interrogativos…etc.) se irán practicando en cursos más avanzados a medida que vayan adquiriendo conocimientos sintácticos.

Ahora bien, antes de practicar las reglas ortográficas básicas, fue necesario, en mi experiencia docente, dedicar dos o tres clase a diferenciar la “acentuación prosódica” de las palabras de forma oral.

Cada palabra de dos, tres o más sílabas tiene una que se pronuncia con un tono más alto y que le da su clasificación como palabra aguda, llana, esdrújula…, independiente de que deba llevar o no tilde, según las reglas ortográficas. Pues bien, es muy necesario dedicar dos o tres clases para entrenar a los alumnos del Primer Ciclo en la diferenciación del “acento prosódico” de las palabras.

Es preciso disponer de un “carillón” (puede ser incluso de juguete) al que se le han retirado todas las “baquetas” menos el “do” y el “sol” (o “re”” y “la”) para habilitar un intervalo suficientemente amplio de forma que los alumnos noten sin dificultad el tono diferente entre la sílaba que lleva el tono más alto y las que lo tienen más bajo. Es decir: “que entonen (canten) la palabra”. En la palabra “ma-má”, deberán tocar la nota “re” y entonar en voz alta la primera sílaba “ma”. Seguidamente, tocarán  la nota “la” y entonarán la sílaba “má”. Se les hace notar que la nota más alta recae en la última sílaba, por tanto la palabra es aguda. Se seguirá el mismo procedimiento con la palabra “mesa”, haciendo notar que es llana. y con la palabra  “música” que es esdrújula.

Esta experiencia de entonar o cantar las palabras con la ayuda del “carillón” fue sumamente agradable para los alumnos y  de óptimos resultados.

Los Cuadernos nºs, 5 y 6 tienen varias lecciones en las que se practica esta primera fase de la “acentuación prosódica” .En cuanto saben diferenciar la “acentuación oral” de las palabras, es bastante fácil practicar la ”acentuación ortográfica” de las mismas.

ORTOGRAFÍA DE PALABRAS SIN REGLA – ETIMOLOGÍAS

bueno (adjetivo latíno-bonus)—bien (adverbio latíno- bene)

Una vez seleccionadas las seis u ocho palabras que se van a practicar  en cada una de las lecciones de “palabras que no se atienen a regla”, se incluyen en un texto sencillo para que los alumnos tengan el primer contacto con las palabras seleccionadas a través de la lectura. Tiene  así el primer contacto visual con las palabras a estudiar así como el significado de las mismas dentro de un contexto.

En el punto nº 2, se “aísla “ la dificultad en cada una de las seis u ocho palabras destacadas, suprimiendo la letra anterior y posterior (o posterior en algún caso) a la dificultad. Por ejemplo, la palabra “bueno”. Al pedir al alumno que complete la palabra, poniendo una “u”, no va a cometer ningún error ortográfico, pero le hemos aproximado de forma indirecta a la dificultad: la ”b”.  En el siguiente punto,  va a encontrar la misma palabra, pero ya se le pide que rellene la letra con dificultad: “_ueno”. A continuación, encontrará una frase en la que está incluida la misma palabra con la dificultad a completar. A través de la frase,  se añade el significado de dicha palabra.

Se ha destacado la dificultad y se ha analizado la palabra incorporándole el significado. El proceso continúa asociando las   palabras relacionadas etimológicamente con la palabra primitiva y que van a tener la misma dificultad ortográfica. Se pide al alumno que vaya completando la dificultad ortográfica de las palabras derivadas. Con ello se consigue, principalmente, afianzar la dificultad de la palabra primitiva y relacionar una serie de palabras derivadas que tendrán la misma dificultad ortográfica que la primitiva. Pero al mismo tiempo, se está aumentando el vocabulario y  la ortografía de dichas palabras.

Incluir las etimologías en el aprendizaje de la ortografía tiene una doble ventaja: se refuerza la ortografía y se amplía el vocabulario.

Para terminar de fijar la ortografía de las palabras propuestas, el alumno deberá completar frases y definiciones con las palabras derivadas.

Como resumen, podemos asegurar que con la asociación de las “etimologías” a las palabras que proponemos afianzar, se refuerza el aprendizaje de las dificultades ortográficas, se aumenta el vocabulario y, finalmente, el conocimiento de la lengua española.

Adjuntamos la ficha bibliográfica del siguiente Diccionario, cuya consulta puede ser útil al profesor:

BREVE DICCIONARIO  ETIMOLÓGICO DE LA LENGUA CASTELLANA: Joan  Corominas

Editorial Gredos S.A. –Madrid-1976

Depósito Legal: M.22522-1963

ISBN-84-249-1331-0